VilladeHorche.com

Buscar en Villadehorche.com
miércoles, 21 de noviembre de 2018
Cuarto centenario del fallecimiento del matemático y escritor horchano Miguel Pérez
Escrito por Francisco José Martínez Fernández   
miércoles, 08 de mayo de 2013 a las 20:39
Facebook Twitter Tuenti

CUARTO CENTENARIO DEL FALLECIMIENTO DEL MATEMÁTICO Y ESCRITOR HORCHANO MIGUEL PÉREZ.

Horche (mediados del siglo XVI) – Granada (1613) 

En el año 2013 se cumplen cuatrocientos años de la muerte del bachiller Miguel Pérez, “uno de los hombres más eruditos de su tiempo”. De su biografía sabemos que nació a mediados del siglo XVI en Horche, en el seno de una familia “antigua y honrada”, hijo de Juan Martínez y Ana Pérez. (Los dos entrecomillados pertenecen a Fray Juan Talamanco, autor de la Historia de Orche en el siglo XVIII). Tras estudiar en el Colegio de San Antonio de Sigüenza optó por la carrera eclesiástica. Por recomendación de un tío suyo, tesorero de la Catedral de Granada, acompañó y asesoró al arzobispo Don Pedro Guerrero en el Concilio de Trento. Gracias también a su tío, fue nombrado racionero de la Catedral en el año 1572, pasando en el año 1598 a ocupar una capellanía en la Capilla Real de Granada.

Aunque vivió casi toda su vida en Granada, fundó en la Iglesia Parroquial de Horche, junto con su sobrina Ana Pérez Evangelista, en el año 1590 una capellanía y memoria perpetua de Jesús, así como otra memoria de 30 ducados de renta anual para que estudiase el sucesor de la capellanía.

No se conoce con exactitud la fecha de su muerte pero en el Libro de Provisión de Obispados existe un asiento de mayo de 1613 en el cual se presentaba a un nuevo capellán por el fallecimiento de Miguel Pérez.

ImageSin embargo su importancia radica en haber traducido del latín al castellano el libro del italiano Giovanni Paolo Galluccio “THEATRO DEL MUNDO Y DE EL TIEMPO” del año 1588. Libro singular y extenso que supone la obra cumbre de la astronomía y astrología de aquella época y de la relación de estas disciplinas con la filosofía y la teología, siendo el primer atlas del cielo con coordenadas. Tiene muchísimas ilustraciones y lo original del libro es que algunas de estas figuras son móviles.

La primera edición en castellano es del año 1606; existe una segunda de 1611, reimpresa en 1612, 1614 y 1616 y en el año 1617 apareció una tercera edición, todas impresas en Granada. Miguel Pérez no se limitó exclusivamente a traducir la obra de Galluccio sino que la aumentó e incluso la corrigió; dándose cuenta de la utilidad del libro y que al encontrarse en latín no todos le podrían sacar provecho, fue por lo que trabajó en su traducción.

En la parte del libro que incluye el catálogo de las ciudades y lugares de Europa con su latitud y longitud, se recoge un resumen de la historia de su pueblo de nacimiento: “Orche mi patria, del Reyno de Toledo en España cuyo sitio en tiempo que los christianos recuperaron su Reyno de Toledo de los moros, dos familias de la prouincia de Lipuzcoa de Vizcaya, poblaron dos lugares en vn valle ameno que riega el Rio Vngria, llamados Valberde y Alcontus, que corrupto el vocablo llaman oy Alcontote, que por tiempo siendo enfermos por nieblas y vmedades, acordaron poblar vna villa en lo alto y cumbre de aquel valle, donde hallaron dulces aguas en aspero sitio, que en su lengua bascuença llamaron Orché, que significa Airiba, y aun viuen oy las ruynas y reliquias de aquellos pueblos con sus Yglesias, veneradas de los comarcanos por su antiguedad, llamadas Sant Pedro y la Magdalena, cuyo abito y lengua duró hasta nuestros aguelos, de quien vuimos esta relación, vezinos que fueron del Castillo antiguo de Rochafrida, tan destruydo que solo del queda su memoria, cuyo sitio possee oy la orden y Conuento de Sant Hieronimo, cuyo general y cabeça assiste alli en el antiguo conuento llamado Sant Bartholome de Lupiana, que oy llaman el Real, por auerlo escogido para si de pocos años a esta parte, el Rey Don Philipe segundo nuestro Señor”.

Miguel Pérez no olvidaba su condición eclesiástica, por ello usaba como emblema un ciervo en fuga y la siguiente leyenda sacada del Salmo 42: Sicut cervus desiderat ad fontes aquarum, ita desiderat anima mea ad te, Deus (Así como el ciervo ansía fuentes de agua, así ansía mi alma por ti, Señor).

Sirvan estas líneas para rendir un homenaje al horchano Miguel Pérez en el cuarto centenario de su muerte ya que a lo largo de su vida siempre tuvo muy presente cual era su lugar de nacimiento.

Francisco José Martínez Fernández.

 

Acceso






Recuperar clave
¿Aun no se ha registrado? Regístrese aquí

Síguenos en...

Facebook Twitter Google+ Tuenti RSS


21/11/18 - 14:02

Temperatura: 8.3°C
Humedad: 85%
Viento: 6.4 km/h - SW

En nuestra galería...


Usuarios conectados

Hay 1 invitado en línea
Licencia Creative Commons


spacer.png, 0 kB
© 2018 VilladeHorche.com